lunes, octubre 02, 2006

calle de la fantasma

No sé... pero será posible que sea la única calle que se llame así?, que no exista otra en ninguna parte con igual nombre?

.
El verano pasado tropecé con ella, es un decir, de pura casualidad, caminando por el pueblo de La Fresneda, en Teruel, jamás había oído hablar de esta calle, y bueno, me quedé flipando, sobre todo porque se tratase de una fantasma, en femenino, que no sé por qué, pero nunca me había imaginado fantasmas en femenino.
Me acuerdo de una vez en que mi hermano pequeño, cuando tenía cinco o seis años, me preguntó muy serio, preocupado e interesado: "teta, los fantasmas qué tienen debajo de la sábana?" jajaaaa, lo de teta es para mondarse, pero entonces era costumbre llamar teta o tete a los hermanos mayores, y yo le llevo nueve años. La pregunta me hizo llorar de risa... y él con aquella cara de susto tratando de saber qué cosa sería un fantasma, qué habría debajo de la sábana.

19 comentarios:

Luis Rivera dijo...

En la Plaza Mayor de Salamanca hay una placa en piedra, nod emasiado grande, con esta inscripción que cito de memoria: "Aquí murió una mujer. rezad a Dios por su alma". Está en pleno paso de gente, entre terrazas de cafés y esparates de moda.
Me impresionó mucho.

La palabra es realmente imposible: wutikwv, reinan las uves de todo tipo, incluyendo la u

Detrásdelreflejo dijo...

Tratándose de Teruel, mi añorada "patria chica", me doy por aludido y tengo que contestar.

El nombre se originaría, probablemente, no por ninguna leyenda, sino por algún vecino o vecina que vivió allí muchos años. Sabrás que es costumbre que se pongan motes y que esos motes permanezcan en la familia durante generaciones y hasta cientos de años (en mi caso, por ejemplo, sabemos que el mote de la familia tiene que tener más de ciento cincuenta años). la familia sería la de "los fantasmas", y en la calle debió de vivir muchos años una mujer, probablemente soltera, a la que llamaban "la fantasma", igual que a su padre le habrían llamado, por ejemplo, Juan "el fantasma". Si la mujer era popular, pongamos que era rica y terrateniente e influyente, o que tenía una taberna, o que era puta, vete a saber, la calle terminó adoptando popularmente su nombre.

Mármara dijo...

Me encanta la historia. Y la explicación que das, "detrásdelreflejo".
Es curiosos, el tema de los pueblos y los motes. Tengo unos amigos en Luanco que el es "lechugo" (como las lechugas) y ella "perexil" (perejil, en bable).Estas cosas, y otras muchas, siempre nos las hemos perdido en las ciudades.

Anónimo dijo...

Este verano yo también pasé por ahí, prometo intentar recoger información, pero considerando impresionante ruta de las cárceles y la zona tan castigada por al Inquisición casi da miedo preguntar.

Marcela dijo...

"detrásdelreflejo" podrías haber buscado muchas profesiones para que la mujer fuera conocida ¿no? ¿tuvo que ser puta? Podría haber sido la modista del pueblo, la panadera, la maestra, la carnicera,etc...

Roma dijo...

Pues hay muuuuchas pero muchísssssimas más fantasmas de las que jamás se me habían ocurrido que existiesen... y es que el google arrasa, arrrraaaaasa!
A ver... con mis pesquisas di de frente casi de golpe y porrazo nada más pinchar en "búsqueda" con una fábula de Samaniego, y no sé yo los demás, pero lo que es yo no la conocía, se titula "El hombre y la fantasma" y dice así:

Un joven licencioso
Se hallaba en un estado vergonzoso,
Con sus males secretos retirado;
En soledad, doliente, exasperado,
Cavila, llora, canta, jura, reza,
Como quien ha perdido la cabeza.
«¿Te falta la salud? Pues, caballero,
De todo tu dinero,
Nobleza, juventud y poderío
Sábete que me río;
Trata de recobrarla, pues perdida,
¿De qué sirven los bienes de esta vida?»
Todo esto una Fantasma le previno,
Y al instante se fue como se vino.
El enfermo se cuida, se repone;
Un nuevo plan de vida se propone.
En efecto, se casa.
Cércanle los cuidados de la casa,
Que se van aumentando de hora en hora.
La mujer (Dios nos libre), gastadora
Aun mucho más que rica,
Los hijos y las deudas multiplica;
De modo que el marido,
Más que nunca aburrido,
Se puso sobre un pie de economía,
Que estrechándola más de día en día,
Al fin se enriqueció con opulencia.
La Fantasma le dice: «En mi conciencia,
Que te veo amarillo como el oro;
Tienes tu corazón en el tesoro;
Miras sobre tu pecho acongojado
El puñal del ladrón enarbolado;
Las noches pasas en mortal desvelo;
¿Y así quieres vivir?...¡Qué desconsuelo!»
El Hombre, como caso milagroso,
Se transformó de avaro en ambicioso.
Llegó dentro de poco a la privanza:
¡El señor don Dinero qué no alcanza!
La Fantasma le muestra claramente
Un falso confidente:
Cien traidores amigos,
Que quieren ser autores y testigos
De su pronta caída.
Resuélvese a dejar aquella vida,
Y ya desengañado,
En los campos se mira retirado.
Buscaba los placeres inocentes
En las flores y frutas diferentes.
¿Quieren ustedes creer (esto me pasma)
Que aun allí le persigue la Fantasma?
Los insectos, los hielos y los vientos,
Todos los elementos
Y las plagas de todas estaciones
Han de ser en el campo tus ladrones.
Pues ¿adónde irá el pobre caballero?...


Digo que es un solemne majadero
Todo aquel que pretende
Vivir en este mundo sin su duende.

Qué tal? lo digo porque yo no he entendido lo que quiere decir, de verdad que no lo he entendido. (Toi sonrojada.)

ohdruj

Mármara dijo...

La Fantasma es mala. Siendo "la", o sea mujer, tiene que ser mala por narices (que ya se sabe que las mujeres, después de lo de Eva, ya...). Es mala y persigue a ese pobre hombre (que como hombre que es, es bueno e inocente), y el pobre, ya no sabe qué hacer, el hombre, para contentar a la fantasma, que como tal tiene poderes sobre naturales y a ver qué hace con ellos si no le hace caso, el pobre hombre. Digo yo que será esto, ¿o no?

Detrásdelreflejo dijo...

Marcela, yo estoy hablando de una época, hace más de cien años, en que en los pueblos de España no había lugar para mujeres que fueran maestras, ni panaderas, ni siquiera modistas. Cuando he dicho que podía ser tabernera, puta o heredera terrateniente, he agotado las posibilidades. Si hubiera estado casada probablemente hubiera adoptado el "mote" del marido.

Luis Rivera dijo...

En La Fresneda, al consultar el plano del pueblo de la provincia de Teruel, me encuentro con una calle del Fantasma, paralela a la calle de la Empedrada. No se a que se refiere esa empedrada, probablemente a un pavimento, pero también a una "emparedada en piedra" o "apedreada". Eso convertiría a "la fantasma" en víctima de algo que sucedió. Tal vez se aparecia después de muerta. Como no puedo ver la foto que nos pone Roma porque no la puedo aislar como con las otras, no leo el rótulo. Bueno, ahí queda, y vuelvo, sin ánimo de entrar en realidades sobre la condición histórica de la mujer, que en las calles hay muchos rastros de sucesos antigüos. De ahí mi mención a la lápida pequeña de la Plaza Mayor de Salamanca.

Luis Rivera dijo...

Justo anotar este comentario y me aparece el plano del rótulo de la calle. Insisto en que hay apareció un fantasma de mujer y me pregunto si tiene que ver con la calle paralela de la "empedrada"

sjnyd

Marcela dijo...

Detrásdelreflejo no comparto tu opinión, de todas formas no sería éste el sitio para debatirlo, la historia de las mujeres nos demuestra que en un pueblo hace cien años una mujer podía ser bastantes más cosas que las que nombras.

Noamanda dijo...

Pues no sé! Pero lo que sí sé es que aquí en Andalucía (Granada) sí se dice "la fantasma" y yo me preguntaba también si sería femenina o qué¿?

Saludos.

chusbg dijo...

A mi me ha gustado la pregunta de tu hermano, creo que es una pregunta importante como todo lo que preguntan los niños, para ellos no hay femenino, o masculino o machismo, para ellos hay que saber lo que no se sabe y la pregunta es maravillosa, ¿que tienen los fantasmas debajo de la sábana? esa es la madre del cordero.
Un saludo

Roma dijo...

Luis, Detrásdelreflejo, Mármara, Anónimo, Marcela, Noamanda, Chusbg, os agradezco muchísimo vuestros comentarios, y yo... es que no sé qué decir sobre el asunto de la fantasma, pero me he dado cuenta de que tiene mucha miga, bastante miga, y de que yo no le había prestado casi ninguna atención al tema, fue así que publiqué el post tan frescamente y luego he visto que con el tema de "la fantasma" teníamos para un curso o cursillo monográfico.
Se me ocurre que como lugar de cita sería un lugar apropiado para conocernos todos, así que propongo, para cuando sea y se pueda, una cita en la calle de La Fantasma.
Alguno se anima?

Mármara dijo...

Qué idea tan estupenda, Roma, vernos las caras y hacer unas risas. habrá que ir pensándoselo en serio.

Anónimo dijo...

es un poco tarde para dar la ultima respuesta xo yo os voy a aclarar las dudas.
Esa calle se llama asi porque en ella se escondia una mujer que vigilaba a los hombres a la salida de las tabernas situadas en la Calle Empedrada y en la Calle Mayor que es perpendicular a la anterior. Vigilaba el estado en que salian los hombres dl bar y que compañia llevaban, y es de la fantasma porque era mujer y porque estaba siempre escondida.La Callle Empedrada se llama asi porque antiguamente estaba toda llena de piedras en el suelo.
La Fresneda es un bonito pueblo del que solo se decir maravillas

Roma dijo...

Muchas gracias, anónimo, por esa información. La Fresneda es un pueblo precioso, con edificios de piedra y aleros imponentes, casas señoriales y casas modestas todas ellas formidables, con ese paseo porticado y esas calles que se lanzan pendiente abajo. Recuerdo que en la plaza del Ayuntamiento había un charco de miel, junto a la acera derecha, esa miel resbalaba gota a gota seguramente desde un panal fabricado de forma natural por las abejas en un recoveco del alero, o no sé si era desde una boca de un respiradero de la fachada... Me llamó mucho la atención, era miel y un vecino de la casa se agachó, untó un dedo y la comió y nos invitó a que comprobaramos que era miel.
Estuvimos en el único hotel del pueblo, El Convento, un sitio increíble, precioso, cómodo, tranquilo... un lugar ideal, de ensueño.
Bueno... sólo decir que sí, que sólo se pueden decir maravillas de este pueblo y de la mayoría de pueblos de Teruel.

Anónimo dijo...

la miel caia d una antigua canal actualmente inutilizada en la que entro un enjambre casualmente. En verano los dueños siempre ponen un cubo para recoger la miel, pero el primer año que entro, no vinieron de vacaciones y por eso caia la miel en el suelo.

Anónimo dijo...

Sí que es un pueblo bonito La Fresneda. Yo estuve en abril y también me topé con la calle "La fantasma". Fotografié el rótulo porque me pareció un buen ejemplo para explicar los cambios de género de las palabras a través del tiempo (diacronía). En los diccionarios de la RAE publicados desde 1726 se lee que "fantasma" es un sustantivo de género femenino. En cambio, a partir de 1832, en la entrada de "fantasma" se lee que es sustantivo de género masculino.